¡Llámanos! 94 609 2005
Cómo cultivar en macetas y no morir en el intento

Si eres de los que echa en falta el sabor de un buen tomate, de los que les gusta saber lo que comen o que simplemente te apetece tener tu propia huerta en casa, con estos simples consejos conseguirás cultivar todo lo que te propongas sin importar del espacio del que dispongas.

Este tipo de hobbies son especialmente beneficiosos entre ancianos y personas enfermas ya que les ayuda a relajarse y a mejorar su estado anímico mientras los practican.

cultivar-en-macetas

Lo primero de todo es elegir el recipiente. Debemos comprobar que tiene buen drenaje. Truco: si se trata de un recipiente sin agujeros, hacérselos en el lateral en vez de los habituales en la parte inferior, de esta forma evitaremos que se tapone al colocarlo en el suelo. La altura es otro factor clave. No todas las plantas tienen la misma raíz ni crece de la misma forma por lo que algunas requieren más profundidad o más espacio lateral.

El siguiente paso es el sustrato. La opción más común es la tierra, pero existen multitud de alternativas como el compost, materiales vegetales, materiales inorgánicos, etc. Lo más práctico y recomendable es lo que se denomina la mezcla general, se realiza mezclando a partes iguales tierra, compost y arena. La tierra conforma es el substrato base, el compost aportará los nutrientes fundamentales, y más cuando se trata de espacios tan limitados. La arena, por su parte, asegura que el sustrato drene bien y que el agua no ahogue las raíces.

Una vez lista la mezcla procedemos a rellenar el contenedor. botella-macetaPrimero colocamos piedritas para garantizar un buen drenaje, después una opción muy recomendable, aunque opcional, es la de añadir una especie de abono vegetal compuesto por hojas vegetales que tengamos a mano (hojas de zanahoria, etc.) que se irá descomponiendo con el tiempo.

Nota: no se recomienda el uso de piel de patata por la tendencia que tienen a brotar, ni el uso de piel de cítricos por la acidez que puede aportar.

cultivo-tomates-en-jardinerasUna vez tenemos  el contendor lleno con el sustrato, sólo queda decidir qué planta queremos cultivar. Con esta modalidad se puede cultivar casi cualquier tipo, incluso si disponemos de espacio suficiente se pueden mezclar diferentes hortalizas a la vez para aprovechar cada espacio del recipiente.

Nuestras recomendaciones por su sencillez son:

- Hierbas aromáticas.
- Berenjenas, Calabacines, Zanahorias (recipiente de al menos 30 cm de profundidad).
- Espinacas, Lechugas (recipiente de al menos 15 cm de profundidad).
- Cebollas, Patatas, Pimientos, Puerros, Tomates.

Por último, debemos colocar las macetas en un lugar donde les dé el sol al menos la mitad del día, se debe regar a primera hora o última hora en verano para evitar la evaporación del agua. Recuerda girarlas de vez en cuando para forzar un crecimiento uniforme. También es buena práctica cubrir la tierra, con algún tipo de acolchado vegetal para evitar la evaporación y aportar nutrientes, para esto hay muchas opciones, se puedo incluso utilizar restos de té, paja u hojas trituradas.

¡Buena suerte!

Responder

¿Por qué elegirnos?

  • Ágil y sin burocracia. Llamas y te olvidas.
  • Ininterrumpido por bajas o vacaciones.
  • Flexible: lo que necesitas y cuando lo necesitas.
  • Sin malas caras. Satisfacción e implicación garantizadas.
  • Más barato que un empleado de hogar.
  • Sin denuncias o accidentes de empleados sin contrato.
  • Profesionalidad NO exenta de cariño.

Servicios a domicilio

¡LLAMA AHORA!

94 609 2005

BIZKAIA – Oficina Bilbao – Zabálburu

Email: info@izaro-domoasistencia.es

Solicite información:




captchaIntroduce el texto de la imagen:
Acepto las condiciones de uso.

(*) Campos obligatorios